SMS

Cómo conseguir más leads con email marketing y marketing SMS

Si usas SMS o correos electrónicos —o, lo que es mejor, ambos— como canales de marketing, preparas tu mensaje, lo envías y analizas los resultados. Pero ¿cómo mejoras el mensaje para conseguir mejores resultados la siguiente vez que envíes tu SMS o correo electrónico?

ultimate omnichannel customer experience

Muchos negocios no usan todo el potencial del email marketing y marketing SMS porque no siempre emplean las técnicas adecuadas para mejorar las tasas de apertura o de conversión de sus mensajes de marketing. Una vez que sepas cómo empezar a optimizar la conversión de tus campañas de email marketing o marketing SMS, podrás aumentar considerablemente tu tasa de conversión y utilizar todo el potencial de tus canales de marketing.

Optimización de conversión para el marketing móvil  

La optimización de la conversión es el proceso de realizar pruebas y experimentos para mejorar todas las posibles facetas de tu campaña. Estas acciones se pueden llevar a cabo con el encabezado, el propio mensaje, la audiencia a quien se lo envías, la hora y mucho más. Todo lo que abarca tu mensaje se puede optimizar.  

Si quieres empezar a optimizar tus mensajes, lo mejor es hacerlo de forma estructurada. Al seguir una estructura podrás aprender de los resultados más adelante y las pruebas que empieces a realizar no las harás basándote en tu intuición.   

6 pasos para optimizar la conversión

  1. Define un punto de referencia de marketing móvil  

Para averiguar si obtienes mejores resultados con una versión nueva de tu mensaje, primero necesitas saber cuáles fueron sus resultados anteriores. Define un punto de referencia para comparar los resultados de tu mensaje nuevo. Anota cualquier resultado pertinente:

  • el número de destinatarios
  • hora del día
  • día de la semana
  • momento del mes (por ejemplo, ¿envió el mensaje en torno al día de pago o justo antes, cuando todo el mundo pospone el gasto de dinero hasta que llega su sueldo?)
  • tasa de apertura
  • porcentaje de clics (CTR)
  • cantidad de conversiones (nota: especifique qué es una conversión para usted)
  • tasa de conversión
  • y cualquier otra cosa de importancia

2.Analiza los resultados del mensaje que quieres mejorar  

Para saber cómo mejorar tu mensaje, es importante analizar los resultados. ¿Qué partes del mensaje no dan el mejor resultado posible? ¿La tasa de apertura es más baja de lo esperado? ¿O los destinatarios abren el mensaje, pero no toman ninguna acción por el contenido del mensaje? Al hacer el análisis, descubrirás qué partes de tu mensaje se pueden mejorar, y esto te ayudará a formular tu objetivo.  

3.Define tu objetivo

Si tu tasa de apertura es baja, tu objetivo será mejorarla. Si hay varias partes de tu mensaje que quieres mejorar, empieza por determinar cuál es la más importante. Por ejemplo, si la tasa de apertura y tasa de clics de los contenidos del mensaje son bajas, lo ideal sería primero tomar acciones para mejorar la tasa de apertura. Al fin y al cabo, nadie verá el contenido mejorado si nadie lo abre. Así que define tu objetivo y guíate por él hacia lo que necesite mejorar prioritariamente.    

4.Formula tu hipótesis  

Ahora ya tendrás claro qué es lo que necesitas mejorar para alcanzar tu objetivo. ¿Pero cómo lo harás? Necesitas formular una hipótesis sobre lo que crees que te dará mejores resultados que el mensaje que tienes. Quizás tengas ya algunas ideas sobre cosas que podrían funcionar según experiencias previas. O puede que no tengas ni idea de por dónde empezar. Puedes empezar evaluando algunas de las prácticas recomendadas de email marketing o marketing SMS y ver si se ajustan a tu negocio. Solo sabrás con certeza si estas funcionan para tu negocio cuando empieces a hacer pruebas, pero evaluarlas ya te dará un punto de partida sólido. 

5.Prepara el test

El siguiente paso después de hacer el análisis, definir tu objetivo y formular tu hipótesis es preparar el test. Lo mejor es hacer un test A/B. En los tests A/B se compara la versión A (la versión original) con los cambios que se hacen en la versión B, y el resto de las condiciones se mantiene igual. Si envías el test a un grupo de destinatarios cuyo tamaño es suficiente y se mantienen iguales todas las condiciones (por ejemplo, la hora, el día de la semana o el tipo de audiencia), descubrirás si los resultados se deben a los cambios hechos o a una mera casualidad. 

Esto depende del tamaño de la muestra. Tienes que enviarlo a un grupo de destinatarios de tamaño suficiente para poder determinar si los resultados que consigues son significativos. Puedes usar una calculadora de tamaño de muestras para determinar el tamaño que debe tener tu muestra a fin de poder asegurarte de que el resultado que obtengas se debe a los cambios que haces y no a una mera casualidad.  

Si trabajas con la plataforma de CM.com, usa la aplicación Address Book para dividir aleatoriamente a tus destinatarios en dos grupos de marketing. Crea dos campañas por separado, una para la versión A y otra para la versión B. Mantén todo igual en las campañas, salvo el elemento que quieras poner a prueba. Prepara tu mensaje, haz los cambios en la versión B, añade de forma aleatoria uno de los grupos de destinatarios a la campaña A y al otro grupo, a la campaña B. Envía el mensaje y espera a que lleguen los resultados.  

El tamaño de la muestra indica el tamaño del grupo de los destinatarios de tu mensaje. El tamaño de este grupo y la cantidad de conversiones que obtengas determinará el impacto del test. El impacto te indica si los resultados obtenidos se deben a los cambios hechos o a una mera casualidad. En otras palabras, te indicará si podrás decir lo siguiente: “hay un 95 % de certeza de que los cambios hechos mejorarán la tasa de conversión”.  

6.Analiza los resultados  

Cuando termines la prueba, puedes analizar los resultados para determinar si los resultados confirman tu hipótesis. Ten en cuenta el tamaño de la muestra y del impacto para que nunca saques conclusiones basadas en resultados generados por una mera casualidad. Por ejemplo, si todas las condiciones salvo la variable del test fueron iguales y la versión A se envió a 2000 destinatarios y se obtuvieron con ella 3 conversiones, y la versión B también se envió a 2000 destinatarios y se obtuvieron con ella 60 conversiones, se puede afirmar que la versión B dio resultados considerablemente mejores. Si quieres conocer con certeza cuál es el impacto de tus resultados, usa siempre una calculadora de impacto.  

Cuando hayas analizado los resultados e implementado los cambios, todo el proceso puede comenzar de nuevo para seguir mejorando continuamente. 

En CM.com, hemos logrado mejorar enormemente los resultados de los mensajes mediante tests A/B. Tú también puedes lograrlo si sigues los pasos que explicamos anteriormente. Asegúrate de mejorar continuamente tus mensajes para sacar el máximo provecho de tus acciones de marketing par tu negocio e ir un paso por delante de la competencia y conseguir siempre los mejores resultados. 

¿Aún no sabes por dónde empezar o tienes dudas acerca de los parámetros estadísticos de la optimización de conversiones? Pídenos una demo para que veamos si podemos ayudarte más. 

 

Descubre cómo las campañas de Marketing SMS pueden ayudarte a mejorar tu negocio.

Solicita una demo

Artículos relacionados

Is this region a better fit for you?

Go